Herencia del pasado

Todas las culturas que han habitado estas tierras han dejado su huella; un patrimonio valioso repartido especialmente en el entorno del barranco de Carraixet, arteria principal que vertebra esta vertiente de la comarca y depósito identitario de beteranos y beterenas. Sin duda uno de los tesoros más preciados de Bétera es su amplio término municipal, idóneo para saborearlo en diferentes paseos donde podremos disfrutar de un medio natural de enorme diversidad. Des de áreas de secano antiguo en las que dominan algarrobos, olivos y almendros, la tríada de los cultivos mediterráneos, pasando por el regadío dominado por los naranjos, sustento principal de la economía local durante muchos años, hasta el área de transición en la huerta y la Sierra Calderona.

Herencia del pasado

Todas las culturas que han habitado estas tierras han dejado su huella; un patrimonio valioso repartido especialmente en los alrededores del barranco de Carraixet, arteria principal que vertebra esta vertiente de la comarca y depósito identitario de beteranos y beteranas. 

BOFILLA, ALQUERIA ISLÁMICA

Visible desde numerosos lugares, la torre de Bofilla aparece ligada a la historia y al alma de Bétera desde la antigüedad. La torre, consolidada tras una afortunada restauración, se construyó alrededor del siglo XI, en el esplendor de la Taifa de València, y formaba parte del sistema de torres defensivas que circunvalava la ciudad. La alquería de la que formaba parte, abandonada prematuramente en el siglo XIV, ha sido excavada en un 80%, uno de los pocos casos en territorio valenciano. Aparte de la Torre, rodeada por la albacara defensiva, en una visita al recinto se puede apreciar parte de la trama urbana de la alquería, con casas y los baños.

L'HORTA VELLA, UNA VILLA ROMANA

Junto al núcleo urbano y, como Bofilla, en el margen derecho del Carraixet encontramos el yacimiento de l’Horta Vella. Aunque se han superpuesto restos de épocas muy diferentes, destaca sin duda el circuito termal, construido a partir del siglo I durante la época imperial romana. La piscina se encuentra en excelente estado de conservación y ocupa un conjunto de 60 metros cuadrados. Esta villa rural romana destaca sobre todo por encontrarse a medio camino entre las ciudades de Saguntum y Edeta-Llíria, en un emplazamiento idóneo para el control y explotación del medio que le rodea.

TOS PELAT, LA HUELLA IBERA

En un extremo del término de Bétera se encuentra el poblado ibérico del Tos Pelat, un extraordinario yacimiento compartido con el pueblo de Montcada y declarado Bien de Interés Cultural. El Tos Pelat es un espectacular asentamiento de la época ibera antigua, que funcionó entre los siglos VII y IV a.C. y ocupa una extensión de 3 ha. Las diferentes campañas arqueológicas han sacado a la luz restos de indudable interés de este oppidum ibero, que bien merecen una visita; destacamos la monumentalidad del sistema defensivo, con murallas y torres, y el hábitat de la época con casas y calles.

TRINCHERAS; LA ÚLTIMA DEFENSA DE VALENCIA

Entre la partida de la Pelosa y el Mas de Camarena el término se encuentra atravesado por la línea defensiva Puig-Carasols, conocida como la inmediata, construida por el Ejército Popular en 1938. Formaban parte de la última línea de fortificación defensiva de la ciudad de València, ante el avance de las tropas franquistas, que nunca se llegó a utilizar. Se trata de un entramado de trincheras en zigzag, bunkers y galerías subterráneas, ubicadas en puntos estratégicos de control de carreteras y caminos que se dirigen a la ciudad. Uno de los mejores conservados y sencillo de encontrar es el conjunto defensivo del Corral del Quirro, entre las carreteras de Bétera a  Montcada y de Bétera a Godella. Limpiado recientemente, se puede apreciar la línea de trinchera circular, los nidos de ametralladora y la galería de mina, donde los soldados se podían proteger de un bombardeo. La línea recorre un buen puñado de kilómetros y está presente en las partidas de la Pelosa, el Ciscar, Carrascal, Bofilla, Lloma del Calderer, Mas de Elías, la Providencia, Barranc de l’Hortolà y La Jonquera.

 

ARQUITECTURA AGRÍCOLA TRADICIONAL

Si nos decidimos a recorrer las partidas beteranas, a pie o en bicicleta, nos encontraremos a menudo con restos de un interesante patrimonio etnográfico y cultural, testimonio de otras épocas y sistemas de vida; la arquitectura agrícola tradicional. Tiene una especial singularidad descubrir alguno de los más de 25 catxerulos que aún quedan en pie. Se trata de antiguos refugios rurales para pasar la noche, construidos en piedra en seco. No tienen puertas ni divisiones interiores y suelen estar orientados hacia el sur o al este, con el fin de evitar los vientos fríos del invierno o las ponientadas del verano. Además, el término está salpicado numerosos aljibes, cisternas para almacenar el agua, bebederos, corrales o malladas, rodeadas de una variada vegetación mediterránea.

MASÍAS RURALES

Bétera fue uno de los lugares favoritos de la burguesía valenciana para veranear. De este modo, en su término se mantienen un buen número de masías rurales, cuya construcción se aceleró a partir de la llegada del tren en 1891. En cualquiera de nuestros paseos es inevitable encontrarlas, aquí y allá. Se trata de exquisitas muestras de la arquitectura de la época, en manos privadas, normalmente rodeadas de campos de cultivo y jardines de interés botánico. A la salida del pueblo hacia Náquera, al pasar el puente del Carraixet, está el Mas de Aguirre o la Caseta Blanca, espacio representativo de la Renaixença valenciana. Poetas como Teodor Llorente o Vicent Wenceslao Querol, que murió allí mismo, se reunían allí bajo el auspicio del mecenas Josep Aguirre i Matiol. También disfruta del grado de bien de relevancia local el Mas del Carmen situado en el camino de Alcublas, uno de los muchos caminos rurales que parten del pueblo.

Torre Bofilla

Yacimiento arqueológico Alquería Islámica de Bofilla s. XI-XIV

Horta Vella

Yacimiento arqueológico de época romana y visigoda.
s. I al IX dC

Tos Pelat

Yacimiento arqueológico de época ibera.
s.VI - IV aC

Catxerulo

Arquitectura rural de piedra en seco

Catxerulo

Arquitectura rural de piedra en seco

Trincheras

Centre del Barranc de l'Hortolà

Trincheras

Centre del Barranc de l'Hortolà

Catxerulo

Arquitectura rural de piedra en seco

Catxerulo

Arquitectura rural de piedra en seco

Búnquer

Centre del Barranc de l'Hortolà

Búnquer

Centre del Barranc de l'Hortolà

Catxerulo

Arquitectura rural de piedra en seco

Mas d'Aguirre - La Caseta Blanca

Espacio representativo del renacimiento valenciano.

Mas d'Aguirre - La Caseta Blanca

Espacio representativo del renacimiento valenciano.

Casa Nebot

Masía señorial del s.XIX

Mas de Morris

Diseñada en 1898 por el arquitecto José María Manuel Cortina Pérez para el comerciante británico Walter Morris Cooley

Mas del Carmen

Singular edificio del siglo XX con numerosos e importantes azulejos del XVII y XVIII. Declarada de protección integral para el Ayuntamiento de Bétera.

Mas d'en Conill

Edificio señorial del siglo XVI declarado con grado de protección parcial para su uso privado.

Trincheras

Conjunto defensivo del Corral del Quirro